Archivo de la etiqueta: pasion

La pequeña de los pies descalzos. Es tu turno.

Saludos calurosos desde mi Madrid querido. Después de muchos capítulos y aventuras con Esva y Juel, llegamos a la penúltima parada de su destino. SÍ, penúltima,  pues todavía siguen entre nosotros, aprendiendo y compartiendo sus lecciones con todos aquellos que están dispuestos a escucharles. Me gustaría que esta gran aventura de Esva, te hubiera sido de ayuda en tu vida, hubieran aprendido algo de lo que ella te ha transmitido, de forma que puedas ver las cosas de manera diferente al resto de los habitantes de tu zona, quizás…. de forma mas optimista y esperanzadora….. ¿lo hemos conseguido?

…” A pesar de los años que han pasado, todavía recuerdo aquella mañana… lo recuerdo con mucho cariño… De forma vívida repaso en mi memoria, esta historia que acabas de leer, y que seguramente, te estarás preguntando si es cierta o no. Como sabes, todo tiene su parte de verdad en la vida. Aunque te parezca increíble, solo hay que aprender a diferenciarla, y reconocerla.

 He aprendido, que es posible que nos topemos en nuestro camino con un “pequeño gran Maestro” como Juel. Cuya apariencia nos puede despistar pero, que gracias a su sabiduría, su amor incondicional y su enorme paciencia, nos va a transmitir su sapiencia, para ayudarnos a percibir lo que llamamos realidad, desde otro punto de vista, que quizás sea más adecuado que el que teníamos hasta ahora.

 ¿Por qué no? Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad

La pequeña de los pies descalzos.En un presente cercano. Parte III.

Saludos. Algunos de vosotros ya estaréis de vacaciones disfrutando de la piscina, la playa o la montaña, en vuestro País o visitando otro, y habrá lectores que estén trabajando o estudiando como yo…  para todos vosotros os dedico este fragmento del penúltimo capítulo, con el deseo de que reflexionéis , valoreís y disfrutéis, de lo que Sois.

“… El Gran Welland, nos visitó y se la llevó….

Desde entonces, Esva continúa reviviendo ese amor tan “ricfundo” (rico y profundo) de su abuelita y siempre que cierra los ojos, siente ese mágico abrazo lleno de amor y esperanza. Continúa hablando cada día con ella. Le comenta sus inquietudes, sus problemas, sus alegrías, sus proyectos, transmitiéndole sus sentimientos. De alguna forma, siente que ella ahora vive en la habitación más especial que existe en su corazón. Cierto que no la puede ver con sus bellos ojos, pero sí con los de su corazón, con sus ojos internos, tal y como le enseñó Juel. Cada vez que habla con ella, la paz y el amor renacen en Esva, y una gran sonrisa, semejante a la de su abuelita, se dibuja en su rostro envolviendo y contagiando del mismo sentimiento, a todo aquel que está cerca. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Radio, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

La Pequeña de los pies descalzos. En un presente cercano. Parte II.

 Saludos de nuevo. Según se acerca el verano, termina nuestra aventura. Te confesaré, que ésta, es un homenaje a mi abueli y a la gran aventura que recorrimos juntas. Tal y como ella hizo conmigo, he querido regalarte algunas de las enseñanzas que compartimos juntas en nuestras “aventuras”, pues cada día si tu lo deseas puede ser eso… La gran aventura de tu vida……

“….En el fondo, el corazón de Esva, sabía que era el mejor momento para comenzar a despedirse dando a su abuelita todo el amor, la comprensión y la atención que necesitase. Diciéndose y compartiendo, todo lo que no pudieron hacer con anterioridad, transmitiendo abiertamente y sin vergüenza los sentimientos que las unían, analizando sus enseñanzas, escuchando su historia y sabiduría… quizás para aprender de esas experiencias.

 Se resistía a aceptar el hecho, de que la persona a la que amaba iba a emprender un viaje que no tenía el retorno que desea. Sin embargo, todas las vivencias compartidas, habían construido una habitación en su corazón. La cabeza de Esva, se negaba a aceptarlo, a dejarla marchar por su propio miedo. Su abuelita siempre había estado presente, a su lado, dándola ánimos y diciéndola cuán grande era su amor por ella… le aterraba imaginar qué sucedería si ella no estaba a su lado….¿se sentiría sola? ¿sin apoyo? Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia, Uncategorized

La pequeña de los pies descalzos.En un presente cercano. Parte I.

Bienvenidos! Llegamos casi al final de la aventura. Recuerda que Esva ya esta en casa, con su familia. …Ahora, es cuando empieza su aventura.

Solo en la inocencia se pueden recibir los dones del alma” dice Deepac Chopra.

Estoy de acuerdo con él.

“Desde aquella experiencia, habían transcurrido unos años. Esva, sin prisa pero sin pausa, había conseguido cambiar ciertos hábitos aprendidos de sus mayores, los cuales le habían repetido hasta la saciedad, “que no era posible cambiar”. Ella aprendió y demostró que sí lo era, siempre que estuviera dispuesta a hacerlo. Había decidido en pequeña escala, practicar “una forma diferente de vivir”. Le faltaba mucho camino por recorrer y era consciente de ello, pero mantenía, con la ayuda de Prinlu, la ilusión y la esperanza de conseguirlo.

 Sin embargo, llevaba unos días sintiéndose triste. No sabía exactamente el motivo… o más bien no lo quería reconocer. Seguramente, ésta es la forma, en la que los seres humanos, preferimos estar ciegos ante determinadas situaciones, en lugar de sacar nuestro capote de valor, para afrontar esa o esas situaciones que nos generan desasosiego, que nos perturban internamente. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

La pequeña de los pies descalzos. La Misión. Parte III.

Bienvenido una semana más… Vamos a seguir disfrutando y reflexionando, deporte nada usual entre los humanos.Para ello, entra conmigo en la Morada capitaneada por Feribuam. Seguro te vas a sorprender de lo que encuentras en su interior… recuerda, las apariencias engañan….. 

Las Estancias.

Según avanzaban por el interior de la Morada, Esva estaba absorta y embelesada con la decoración. Trataba de concentrarse en percibir. Nunca había visto un “Palacio” de cerca, tan grandioso. Sólo en los dibujos de la tele. Las paredes de los pasillos, estaban vestidas de tapices de extraños tejidos, formando dibujos que reconocía de otras culturas, y recordaba de algún libro de su padre. Así como de símbolos que parecían ser de otro mundo. Muchos de ellos brillaban a su paso, cambiando su aspecto… Evolucionaban. Mostraban de forma muda, su historia a todo aquel que estuviera dispuesto a contemplar. De cada pasillo, partía un estrecho puente de madera y al final de él, había una estancia de color. Como guardián en su puerta estaba la imagen holográfica del Dios regente. En su interior, el Príncipe Alado te asistía.

Llegaron atravesando el primer puente a una estancia redondeada cuyo color era el rosa.

  • ¿Estás preparada para entrar?

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, oportunidad, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

La Pequeña de los pies descalzos. La misión. Parte II

Bienvenid@, una semana más. ¿Has reflexionado sobre cuál es tu “Misión de vida”? Si no es así, tendrás otras oportunidades para hacerlo en este y otros fragmentos de la aventura. Te invito a seguir los pasos de Esva de la mano que la guía y acompaña, Juel. ¿Estas preparad@? Hoy nos adentramos en una Morada muy especial y nos recibirá, alguien que ya conoces……

“Fíjate…. Es un palacio!!!

La Morada, estaba suspendida sobre la triple llama, Amor-Sabiduría-Poder. En una nube de maravillosas orquídeas de los siete colores nacarados que la casa albergaba. El paisaje era fascinante. Los Viebios cuentan, que a lo largo de su historia, la asociación de tres entidades divinas, han actuado como una familia. Reflejo de los sistemas teológicos ancestrales que, han reunido durante siglos, divinidades de funciones complementarias. Para garantizar así los ciclos de regeneración necesarios para la supervivencia del universo. Por ejemplo Esna: compuesta por Jnum, Satis y Neith; Filé: formada por Osiris, Isis y Harpócrate, Menfita: constituida por Ptah, Sejmet y Nefertum; Tebana: Amón, Mut y Jonsu, entre otras.

La Gran Mansión, se caracterizaba por albergar Siete Estancias. Cada una de un color, supervisada por un Dios y su Príncipe Alado… Su aspecto externo, es similar a los Castillos de los cuentos de hadas y al famoso Castillo alemán de Neuschwanstein, inspirado en esta construcción. El Maestro arquitecto, había realizado una extraordinaria composición de torres, muros y ventanales, que pretendían armonizarse con las montañas y los lagos de alrededor. Incluyendo una cascada interior en el centro de la Morada y otra exterior que se podía divisar desde cualquiera de las habitaciones. En definitiva, su diseño parecía imposible de imitar. Estaba viva. Dependiendo de la energía emitida por la armonía existente y la evolución de sus habitantes, tanto las cascadas, las vidrieras de sus ventanales, como la flora, cambiaban de lugar y de orientación. Formando siempre un maravilloso edificio enclavado en un extraordinario paisaje.

  • Hemos llegado.-dijo Juel.

La pequeña abría sus grandes ojos ante lo que para ella era un palacio… un castillo como el de los cuentos. Algo que pensó, que no existía en el mundo real, sólo en la imaginación de los autores de esos manuscritos. A sus ojos, al igual que a los de cualquier niño, todo aquello que era diferente a la realidad… era grandioso, fantástico y mágico.

  • Vaya! Qué casa más bonita! ¿Quién vive ahí?
  • Es la Mansión de los Siete Dioses de la Sabiduría.
  • ¿Ahí está Dios? Caramba, no sabía que esto era el cielo y había siete!.. ¿Estoy muerta?- decía muy agitada
  • Es la morada donde meditamos para saber cuál es nuestra Misión de Vida. Está formada por los Príncipes Alados de cada deidad.
  • No entiendo nada.-decía Esva desconcertada.
  • Dentro residen los Siete Dioses de las sabidurías de todos los tiempos, y se acompañan de una Luz blanca, también llamado Príncipe Alado. Éstos residen en las habitaciones regentadas por su color y energía específica. Cada una tiene una cualidad especial que te ayudará a descubrir cuál es tu misión de vida. Para ello tenemos un ritual. Antes de entrar en la Morada y para demostrar agradecimiento y respeto, elevamos una oración desde el corazón para realzar la energía de nuestro Mundo. Una vez dentro, nos dejamos invadir por cada una de las propiedades que posee. Finalizamos con una meditación sobre las palabras del libro de La Sabiduría que hay en su interior.
  • ¿Una oración? ¿como cuando vas a misa? Yo tengo una especial que me enseño mi mamá.-señalaba resabiada.- La rezamos juntas por las noches, y dice:

De la cabeza hasta los pies

Soy imagen de Dios,

Desde el corazón hasta las manos

Siento el aliento de Dios,

Hablando con la boca,

Sigo la voluntad de Dios,

Cuando veo a Dios

En todas partes, en madre y padre

En toda persona querida,

En animal y flor,

En árbol y piedra,

Nada me da temor,

Tan sólo amor

A todo lo que me rodea”.

  • Qué bonita y original es!…- Nosotros, lo invocamos mentalmente, con la mano en el corazón y los ojos cerrados.-decía Juel orgulloso
  • Parece que estés cantando un himno nacional.
  • Bueno… lo consideramos algo parecido.
  • Y ¿cómo es el himno-oración?
  • Dice así: “Feribuam, no permitas que pierda el romanticismo, aunque sepa que las rosas no hablan.

Que no pierda mi optimismo, aunque sepa que el futuro que me espera puede no ser tan alegre.

Que no pierda mi voluntad de vivir, aunque sepa que la vida es, en muchos momentos dolorosa por las elecciones que realizo.

Que no pierda mi virtud de tener amigos, aunque sepa, que con las vueltas del mundo, ellos acaban marchándose de mi vida…

Que no pierda mi virtud de ayudar a las personas, aunque sea consciente que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir esta ayuda.

Que no pierda mi equilibrio, aunque sienta que a veces hay fuerzas que quieren que yo caiga.

Que no pierda mi virtud de amar, aunque sepa que la persona que yo más amo puede no sentir lo mismo hacia mí.

Que no pierda mi luz y el brillo al mirar, aunque sepa que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos.

Que no pierda mi valentía, aunque sienta que la derrota y la pérdida son dos adversarios extremadamente peligrosos.

Que no pierda mi sentimiento de justicia, aunque a veces el perjudicado pueda ser yo.

Que no pierda mi fuerte abrazo, aunque sepa que un día mis brazos estarán débiles.

Que no pierda la belleza y la alegría de ver, a pesar de que muchas lágrimas brotaran de mis ojos y opacarán mi alma.

Que no pierda mi amor por mi familia, aunque ella muchas veces me exigirá esfuerzos increíbles para mantener su armonía

Que no pierda mi virtud de regalar este enorme amor que existe en mi corazón, sabiendo que él será sometido y juzgado.

Que no pierda mi deseo de ser grande, aun sabiendo que el mundo es pequeño…

Que nunca dude, de que me amas infinitamente, y me provees cada día de un pequeño grano de alegría y esperanza en mi corazón para cambiar y transformar, cualquier cosa.

Gracias por darme la vida, ayudarme a construirla con sueños y a vivirla con amor.

Ann, me”

  •  Es un poco larga… pero… es preciosa!.- dijo la pequeña boquiabierta.
  • Gracias.
  • Es… diferente a lo que escucho a veces en las Iglesias.
  • Eso ¿es malo?
  • No…. Creo que no….- decía reflexionando.-Me gusta… Me gusta mucho.
  • ¿Quieres que continuemos?
  • ¿Entrar allí?- dijo señalando la casa.
  • ¿Vamos?.- la invitaba Juel extendiendo su mano.

Avanzaban con sigilo y casi reverenciando la grandiosa construcción. Cuando una gran puerta de un nácar transparente se abrió de par en par, dándoles la bienvenida. En la entrada había una gran estatua holográfica de un hombre-mujer, lo llamaban “Homjer”.

  • ¿Quién es?- preguntó la pequeña.
  • Es Feribuam.
  • ¿Feribuam?, ¿el famoso Feribuam del que me has estado hablando todo este tiempo?
  • Sí.
  • Pero… dijo clavando sus ojos en él.- ¿Es… hombre o mujer?
  • ¿Eso es relevante? Es Homjer.
  • Bueno… parece un… una…
  • ¿Acaso importa el sexo ante la divinidad de la persona?
  • No lo sé…. Me imagino que no, pero Dios es hombre, dicen mis papás.
  • Cuando las almas alcanzan la maestría se convierten en uno… es decir, la parte masculina y femenina se funden en un Todo. Su aspecto físico se transforma en andrógino.
  • Andro… y eso ¿qué es?.- preguntaba confusa.
  • Es hombre y mujer al mismo tiempo… Es la completud. El Todo. Manifestándose tanto sus rasgos femeninos como masculinos… Es Homjer.
  • Ya… Es muy bello o bella.
  • Si, es cierto. Su mirada es limpia y amorosa. Su largo cabello blanco glaciar es brillante como la seda, que cae graciosamente por sus hombros, como si fuera una cascada. Su tez blanca, su figura esbelta y sus manos fuertes, hacen de él una figura sabia, protectora y justa.
  • Vaya!!.- exclamaba Esva.
  • Siempre nos da la bienvenida… Eso te hace sentir protegido y te ayuda a relajarte. Así es más fácil hallar cuál es tu misión de vida. En cada una de las estancias eres recibido y bendecido por una deidad, o un Dios menor. Durante el tiempo que permaneces en el interior, estás acompañada de la luz blanca..- explicaba Juel.
  • Y ¿cómo sabes en la que tienes que entrar?
  • Eso te lo indicará tu corazón. Si te parece te voy a ir hablando de cada una de ellas y tú decidirás si entras o no.
  • Pero yo…..- decía dudosa.
  • No te apures Esva, no estás sola.”

(Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en http://www.esthervaras.com)

2 comentarios

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, oportunidad, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

La Pequeña de los pies descalzos. La misión. Parte I

Encantada de estar por aquí una semana más y de daros la bienvenida, a los antiguos y a los recién incorporados lectores. ¿Estás disfrutando de tus “arenas vivas” o ya has salido de ellas con la lección aprendida?

Hoy comenzamos un nuevo capitulo: La misión. A veces no nos planteamos cuál es nuestra misión en la vida, para qué vivimos situaciones mas o menos traumáticas, qué aprendemos y cuáles son nuestros objetivos a corto o medio plazo. ¿Cómo alcanzar nuestra gran meta?… Espero que este capítulo te ayuda a responder esas y otras preguntas que quizás rondan en tu mente, para ayudarte a dilucidar cuál es el camino a elegir y cuáles son los pasos que te llevarán a conseguirlo.

Comenzamos……

  • “Y ¿ahora qué?- preguntaba la pequeña.
  • ¿Te ha gustado?
  • Sí.
  • ¿Quieres seguir aprendiendo?
  • Vale.
  • ¿Seguro?.
  • Que sí, quiero mi medallón!…- contestaba un poco irritada.- qué cansino eres a veces.
  • Je, je… está bien. Te voy a enseñar otro sitio maravilloso al que no toda alma quiere entrar.
  • Por qué ¿te hacen algo allí? ¿Es malo? .- preguntaba nerviosa.
  • No te pongas nerviosa… Sólo es para aquellos que están dispuestos a saber cuál es la misión de su vida.
  • Misión de vida… me suena a trabajo… ¿no tenéis tiempo para jugar aquí?
  • Claro que sí, pero ésa, no es tu labor en esta primera visita a nuestro Mundo. Este tipo de pruebas fortalecen al hombre y lo capacitan para actuar en campos de actividad más elevados.
  • ¿Primera visita? ¿Es que vendré más?
  • Sí, si lo deseas de corazón..
  • Ya –contestó dudosa.
  • La mayoría de los habitantes tienen una misión de vida común y otra individual-
  • ¿Cómo es eso? No me extraña que los mayores no tengan tiempo para jugar. Siempre están tan ocupados. Me gustaría que mis papás jugasen más conmigo, pero….- murmuraba triste la pequeña.- Juel, ¿aquí se puede comprar “tiempo”? sería un buen regalo.
  • Todo es relativo, cada uno tiene el suficiente tiempo para realizar aquello que debe… Sólo hay que organizarse,… pero eso ya lo entenderás.
  • Organizarse… no sé si eso es fácil. Debe de ser complicado, porque mis amigos del cole también me dicen lo mismo… ¿Será un problema de los mayores que no saben “organizarse”?
  • Posiblemente pequeña… ¿Continuamos con nuestro tema?
  • Bueno… pero entonces… ¿aquí se compra “tiempo”?.
  • Como te comentaba, la misión general, es aprender a no permitir que las proyecciones externas de los que sufren y de los que están viviendo en el dolor, experimentando limitaciones, inhibiciones y debilidad, no sean las responsables que determinen la calidad de energía que perciben en el día a día. Para ello es necesario: aprender a utilizar un vocabulario adecuado, no limitante, aprender a visualizar creando espacios de realidad prósperos y llenos de riqueza. Aprender a amar, a apoyar y a ayudar a los que sufren, sin hacer suyo ese tema de dolor. Que aprendan a soltar el sufrimiento del pasado, así como los traumas, los miedos, los rechazos, los abandonos, las carencias, los desamores…. Lo obsoleto.
  • Cielos!!! Cuántas cosas! Esto tampoco parece fácil.-
  • No lo es. Pero recuerda que no hay nada imposible si te lo propones.
  • ¿Nada imposible? Mi papá dice que sí hay cosas que no son posibles.
  • Bueno, acuérdate de todo lo que has aprendido aquí, quizás encuentres tu respuesta y tu camino para obtener lo que realmente deseas. Pero recuerda Esva, a veces los mayores, también se equivocan.
  • Yo creía…. Pero ellos saben muchas cosas…
  • Sí, es cierto. La mayoría son fruto de su experiencia, y son humanos. Ten en cuenta que ellos aprendieron en el pasado, y todo va cambiando. Es importante aprender a adaptarse a los cambios del día a día, y lo que hoy es adecuado, quizás mañana ya está obsoleto.

Los niños avanzaban hacia un lugar muy especial denominado “La Morada de los siete Dioses de la Sabiduría o la Morada de los Siete”. Al tiempo que Juel, cambiando de tema hábilmente, le explicaba el significado de los colores de las llamas que se encontraría en su interior. Comentaba que su pueblo concibe las llamas como entidades vivas, que oyen, responden y actúan. Cada una contiene todos los aspectos y virtudes divinas. Aunque en cada color, una o varias de estas virtudes, actúan más destacadamente. Cuando encuentran problemas y las necesitan, piensan en ellas, las visualizan en su imaginación, y ven cómo crecen,.cómo les envuelven de la cabeza a los pies.

  • Resumiendo- concretaba Juel.- con la Llama o color que pienses, estás invocando a Feribuam. Pero lo más rápido, es invocar una Llama o color para cada circunstancia.
  • No lo entiendo… rodeada por una llama… pero Juel, me quemo, que es fuego!
  • No son de ese tipo de flamas que queman. Por ejemplo, si quieres encontrar paz y tranquilidad, visualiza la Llama “orobí” también denominada Oro-Rubí. Permite que te envuelva como si estuvieras en una nube….
  • Si no queman de verdad, cielos!.. esto se lo tengo que contar a mi mamá.
  • Hemos llegado Esva….- dijo Juel con tono misterioso.”

(Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en http://www.esthervaras.com)

5 comentarios

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, oportunidad, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia