La pequeña de los pies descalzos.Una forma diferente de vivir. Parte II.

Bienvenido una semana más… ¿Qué has aprendido? ¿Lo has descubierto? ¿Lo estas practicando? Espero que tu respuesta sea un triple si. Es esperanzador pensar que en estos momentos que vivimos podemos seguir cambiando y aprendiendo cosas nuevas, para adaptarnos a estos vertiginosos cambios que nos llevan de la mano hacia unas situaciones nuevas, pero que nos sitúan fuera de nuestra zona de confort, desarrollando así nuestra capacidad de reisilencia…. muy útil y demandada hoy en día.

¿Estas de acuerdo conmigo? Veamos que sucede hoy…..

“La pequeña, estaba satisfecha con lo que había transcrito. Lo leía una y otra vez, buscando aquello que se le podía haber olvidado. Habían sido momentos y experiencias muy intensas para ella, pero al tiempo, muy enriquecedoras. 

–   Juel, mira he terminado, ¿te lo leo?- decía buscando a su amigo.- Juel! Juel!

 Pero él no respondía.

La pequeña se levantó, para ir a buscarle. Pensó que seguramente otra aventura más la estaba aguardando. Quizás ahora tenía tiempo de llevarla a los columpios y jugar antes de regresar con su familia. Empezó a recorrer el lugar llamando a su amigo, y preguntándole a Prinlu, dónde podía estar.

 Pero no oía la respuesta. No le encontraba. Tampoco veía a Prinlu. Solo sentía su presencia.

De pronto, algo parecía haber cambiado. El terreno le resultaba muy familiar. Las plantas, los colores, la hierba… Llamó su atención, una especie de adoquín en el suelo. Se agachó a recogerlo entre sus manos……

 –  Vaya!.- dijo desanimada.- creo que esto era la llave.

 Miró a su alrededor, y vio que había regresado a “Mi Bosque” a su Mundo. Se sentó en el columpio. Unas tímidas lágrimas empezaron a asomar por su suave rostro.

 –  No he podido despedirme de Juel, ni de Colunna, ni de Prinlu, ni de….

–  Eso no es cierto…- resonó una voz en su interior.

–  Prinlu! ¿Eres tú?- exclamó levantándose del columpio y buscándola con su mirada.

– Sí, soy yo.

–  ¿Dónde estás? No puedo verte.. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo he vuelto? ¿Y Juel?

–  Tranquila pequeña.- decía con tono maternal.- Siéntate y escucha.

 Así lo hizo. Se sentó de nuevo en el balancín. Pero ahora ya no sentía lo mismo. Ya no era la misma niña que horas antes se columpiaba con la esperanza de encontrar una aventura.

 –  Has regresado a tu mundo en el momento adecuado.- comenzó Prinlu.- Lo que has vivido con nosotros, siempre formará parte de ti. Sin embargo, te comentó Juel que era tu tiempo de regresar, y él se despidió de ti diciéndote “Ann me”, y haciéndote un regalo.

–  Pero yo…. Estaba tan inmersa en mis pensamientos y en escribir… que…. ¿Un regalo?

– Sí, te ayudó a escribir en tu cuadernito lo más importante, para difundirlo entre los tuyos.

–  Ahora entiendo…..- decía con tono reflexivo.- Por eso era tan fácil escribir….

No te apures. Siempre estaremos contigo. ¿Recuerdas que te comenté que cada humano tiene su proyecto de luz y no está solo? Yo soy tu proyecto de luz interior, y esta aventura     te ha servido para que seas consciente de que siempre estaré a tu lado de forma incondicional…También lo está Juel, y el Nuevo Mundo que has conocido.

– Lo voy a añorar mucho.- decía con lágrimas en los ojos.

– Eso sólo depende de ti. Recuerda tu Plan de Vida, la forma de difundir tu experiencia, y la existencia de la magia, ¿lo recuerdas?

–  Sí… me acuerdo….- decía recuperando el entusiasmo.-  y eso ¿qué tiene que ver?

–  Cada vez que divulgues lo que has aprendido, estás contribuyendo a mantener viva la existencia del Nuevo Mundo, y de sus habitantes. De alguna forma, estás abonando un camino para que los demás humanos sean conscientes de que realmente existe una nueva forma de vivir, y con el tiempo, ambos Mundos se fundirán en uno sólo.

–  ¿De verdad? Y ¿volveré a ver a mis amigos?

–   Podrás verlos siempre que cierres los ojos.

–  Pero, no es lo mismo… – decía con tristeza.

– Tú practicas meditación y sabes que puedes aprender a desplazarte allá donde desees de corazón, ¿recuerdas?

–  Es cierto… “el anillo de lo que tu desees”… vaya! Quizás pueda hacer todo eso que me dices… -contestaba con esperanza.

–  Claro que sÍ, pequeña!!. Al igual que tú, muchas personas, hoy celebres, lo han conseguido, ¿por qué tú no lo puedes lograr?

–  Famosas? Es cierto, ¿Por qué no? Yo puedo conseguir todos los sueños que hay en mi corazón!!!

–  Esa es la actitud! Así honras a tus amigos.- decía Prinlu.

–    Y ahora… voy a casa a cenar, que llego tarde y se van a preocupar. Les voy a contar lo que ha pasado.

–   ¿No se te olvida nada? .- decía Prinlu.

–  Bueno. No lo sé, ¿qué se me olvida?

–   ¿Quién te hizo el regalo?.- le pregunto Prinlu.

–  Mi abuelita.. decía con tono seguro.

–  Entonces…

–   No se me ha olvidado darle las gracias y compartir con ella mi aventura. Le alegrará tener noticias de sus amigos.

–  Eso está bien… pero has de recordar, el porqué te hizo el regalo.- susurraba con tono misterioso.

–  Como decís vosotros, querida amiga, todo a su tiempo. Tengo muchas ganas de abrazarles y luego hablaré con mi abuelita.

 La pequeña, se calzó sus zapatitos rojos que parecían estar esperándola en el mismo lugar donde unas horas antes los había depositado. Se encaminó veloz a casa, mientras que evocaba su personal aventura, reflexionando sobre algo que nunca antes había pensado: realmente había una forma diferente de vivir, a la que le habían enseñado sus padres y profesores. Ella quería conseguir vivir así… y tal vez regresar de nuevo a ese Mundo tan diferente y especial, y tal vez… disfrutar de otra aventura.

 ¿Por qué no?

DIGITAL CAMERA

DIGITAL CAMERA

(Continuará)…

(te invito a visitar mi “mundo diferente” en  http://www.esthervaras.com)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad

2 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos.Una forma diferente de vivir. Parte II.

  1. QUE LINDO REGALO NOS HAS HECHO QUERIDA ESTHER….una forma diferente a virir! (no sabes la alegría que me ha dado ver al final la palabra Continuará!!!!)

    Me gusta

  2. Joaquín Cortés

    Hola Esther. Disculpa, me preguntaba si fueras tan amable de pasarme el libro de la Ortografía de la lengua española que descargaste hace un año, pues el enlace ya no sirve. Muchas gracias y espero tu respuesta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s