La pequeña de los pies descalzos. ¿Quién eres?. Parte I.

Bienvenidos a todos y a todas! Espero que durante mi ausencia hayáis practicado muchos de los ejercicios que esta aventura encierra, para conseguir hacer vuestro día un poco mas feliz. Si es así, felicidades!!! y si no, ¿a qué esperas?. Hoy inauguramos un nuevo capítulo, “¿Quién eres?”. Interesante pregunta, ¿verdad? pero más interesante es la respuesta que cada uno de nosotros recibimos una vez que nos la hacemos. Te invito ha hacer la prueba….. vamos!… Ah, por cierto, las respuestas, soy la mujer de, el marido de, el hijo o la hija de, el médico, el psicólogo, el hermano o la hermana, el capitán….. no son las correctas. Si quieres hallar la solución, después de leer este fragmento, mírate al espejo y pregúntatelo… Si quieres compartir con nosotros tu respuesta, será bienvenida, nunca juzgada, y posiblemente ayudes a otras personas a realizar el mismo ejercicio… yo voy a compartir la mía…… lee con atención….

“¿Quien eres?

El viaje en este Mundo, llegaba a su fin, pero no la aventura de descubrir quién era cada uno. La pequeña estaba confusa y sorprendida. Durante todo el tiempo transcurrido al lado de Juel, había visto que tenía conocimientos que no se correspondían con su edad, por lo menos, de acuerdo al nivel de enseñanza que ella estaba recibiendo en su colegio. A veces, se comportaba con la inocencia y la curiosidad de un niño. Pero en otras ocasiones, manifestaba la sabiduría de un… viejo sabio. Situación que la confundía.

Después de la experiencia en la Biblioteca, ella continuaba esperando la respuesta a la pregunta del millón, ¿Quién eres tú?

  • Yo soy Juel.
  • Sí, pero… realmente ¿quién eres?
  • Y tú Esva, ¿quién eres tú?

  • Yo soy Esva.
  • Y… ¿qué más?
  • Una niña.- decía un poco confusa.
  • Te voy a contar un cuento a ver si te ayudo a buscar la respuesta.
  • Un cuento sobre… ¿mí?
  • Sí, puede ser sobre ti. ¿Por qué no? Escucha atenta…

 “Cuentan que había un joven muy honesto, cuyo único afán era perfeccionarse en el camino espiritual. Era un discípulo que respetaba a sus maestros y que buscaba incansablemente un guía espiritual. Un anochecer acudió a la modesta casita de un maestro y llamó a la puerta.

  • ¿Quién es?- preguntó el maestro
  • Soy yo, respetado maestro. He venido para que me proporciones instrucción espiritual.

No estás lo suficientemente maduro.- replicó el maestro sin abrir la puerta. Retírate un año a una cueva y medita profundamente. Medita sin descanso.Luego regresa y te daré nuevas instrucciones para potenciar en lo posible tu conocimiento interno.

 Al principio, el discípulo se desanimó, pero era un verdadero buscador, de esos que no ceden en su empeño y rastrean la verdad aun a riesgo de su vida. Así que obedeció al maestro.

 Buscó una cueva en la falda de la montaña y durante un año se sumió en meditación profunda. Aprendió a estar consigo mismo; ejercitó en el Ser.

Cuando hubo transcurrido un año desde que llegara a la cueva, se puso en marcha hacia la casita del maestro. Llamó a la puerta.

  • ¿Quién es?- preguntó el maestro.
  • Soy tú.- repuso el discípulo.
  • Si es así.- dijo.- entra. No había lugar en esta casa para dos yoes.”
  •  ¿Qué cuento más raro?.- decía la pequeña- pero al final, ¿entra o no en la cueva? ¿eres tú el joven?
  • Je, je… reflexiona pequeña y entenderás el significado.- decía Juel.- A veces nos olvidamos de Ser, simplemente y nos obsesionamos con cómo quieren los demás que seamos. Convirtiéndonos en lo que ellos desean, sin tomarnos tiempo para saber quiénes somos. Los adultos tienen la tendencia de decir a los niños, cómo tienen que ser y cómo deberían ser. Qué aspectos son los buenos y cuáles son los malos. Con su actitud y sus palabras nos “hablan” sobre su amor sin condiciones, pero en el fondo ese amor va a depender de que seamos como el modelo que tienen en la cabeza… o similares a ellos. Es aquí, cuando empezarnos a negarnos a nosotros mismos, las características y rasgos que percibimos incompatibles con lo que “deberíamos ser” si queremos que nuestros mayores nos acepten, nos amen y nos mimen. De esta forma comenzamos a “negarnos” a ser nosotros mismos.
  • Vaya lío!- decía la pequeña.
  • En nuestro intento de separar lo que originalmente somos, por no aceptar quienes somos, hace que enfermemos. Llega un día en que esa mascarara que nos hemos fabricado, pesa tanto que se nos cae… y aparece el miedo a ser lo que somos sin ellas…… el miedo a la opinión de los demás, a ser aceptados o rechazados, a ser diferentes, a ser individuos… es como una noche negra….
  • Eso no me gusta…. Me da miedito.- respondía Esva un poco confusa.
  • No te asustes. Al final, igual que en un día de tormenta cuando se van las nubes, sale el sol resplandeciente, aquí sucede lo mismo. Cuando ya sabes cómo eres, te conoces y te aceptas con tus cosas buenas y las menos buenas, permitiéndote ser Humano, con lo que ello implica, el sol brilla en tu interior. y resplandeces como un diamante…. En el fondo todos somos uno.- explicaba Juel con vos profunda.
  • ¿Qué implica ser Humano?.
  • Esta es, un de las preguntas mas importantes, que casi nadie se plantea, Esva.- continuaba Juel.- Ser Humano es reconocer tus sentimientos, dejarles salir… llorar, reír, hundirte y salir a flote, decir que no puedes más y gritar de dolor… y de alegría… caer y levantarte una y mil veces para aprender y llegar allá donde desees…

(Continuará)…

(te invito a visitar mi “mundo diferente” en  http://www.esthervaras.com)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

2 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos. ¿Quién eres?. Parte I.

  1. Voy a buscarme en el espejo….. 😍

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s