La pequeña de los pies descalzos. La Misión. Parte VII.

Bienvenidos una semana más. Esta semana te propongo practicar la meditación con el color rojo… Llena tu vida de ese color!!  al igual que la Navidad, el rojo del traje de Papá Noé, las plantas de pascua…..estás rodeado y no te has dado cuenta. Ya es tiempo de observar, practicar  y si quieres, dime cómo te sientes…

Continuamos?…

  • “Esva, llegamos a la estancia número seis, es la Estancia de la luz roja. Regentada por leUri.
  • Vaya, que lugar más…. Extraño.- comentó la pequeña.
  • Bueno… cuando estés preparada…-dijo mirando a la niña.- Adelante!

La pequeña avanzó hasta la gran puerta roja, decorada con símbolos que reconocía de varias religiones. Entró en la estancia, y vio cómo las paredes también estaban tapizadas con dichos emblemas. Alguno le resultaba familiar. Mostraban diferentes tonalidades de rojos. Según los observaba, pudo contemplar cómo aquellos que ella reconocía intensificaban su color. Casi se iluminaban como una luz de neón. A su izquierda oteó una gran silla, similar a un antiguo trono de los Castillos que había visto en las películas antiguas. De madera rojiza, vestida de terciopelo rojo oscuro. Era realmente un trono. Esta vez, el libro estaba suspendido en el aire.

Se acomodó en él tranquilamente, y la voz amiga comenzó a hablar. “El rojo, indica fortaleza, energía vital, la sangre que llena la vida”. Invoca a la Llama Roja y háblale diciendo: A ti acudo, para que me des el valor que necesito en momentos de angustia. Para que me des, la fortaleza para hacer frente a cualquier reto o enemigo que se me presente a lo largo de mi jornada.

Ahora déjate envolver por una suave luz roja… Siente tu capacidad de adaptarte a las personas y a las circunstancias. Respira suavemente el perfume de rosas.

Este color recorre tu corriente sanguínea dejándola bien equilibrada… Respírala y siéntete feliz, en paz y fraternidad con todo el universo… con los habitantes… déjate envolver por el Amor Divino… Permite que crezca en ti la bondad… la delicadeza… la dulzura… Siéntete unido a todos los habitantes con un profundo sentimiento de fraternidad…. Guárdalo en tu corazón y compártelo con aquellos que encuentras en tu camino…. Graba esa sensación en tu interior…”

En unos minutos, toma el Libro de los Sabios maestro y medita:

 “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

“He aprendido a contentarme con lo que tengo. Sé vivir en la escasez, y sé vivir en la abundancia, como a padecer necesidad. Todo lo puedo en Aquel que me conforta”.

“Observa atentamente la vida que te rodea. Aprende a conocer de manera inteligente el corazón de las personas. Observa atentamente tu propio corazón, porque a través de tu corazón, viene la única luz que puede iluminar la vida y hacerla luminosa a tus ojos. Estudia el corazón de las personas, a fin de poder conocer lo que es el mundo en que vives y del cual quieres ser parte…”

El tiempo transcurría mientras que la niña reflexionaba en el interior. Aprendía, viendo, leyendo, meditando, conversando y buscando aquello que debía encontrar. Siempre de la mano de Juel y acompañados de Coluna y de Prinlu, muy excitadas con los acontecimientos que estaban sucediendo.

Mientras en el exterior…

  • ¿Crees que lo encontrará?- comentó Coluna a Juel..
  • Seguro que sí. Tengo fe en ella…. Es la elegida por los Viebios.
  • A veces la veo un poco despistada.
  • Es una pequeña muy inteligente y con grandes cualidades… algunas de ellas todavía duermen…- decía sereno.- Paciencia amiga. Recuerda que le viene de estirpe.
  • Su abuelita fue más valiente, más intrépida.-decía Coluna con nostalgia.
  • Eran otros tiempos. Cada persona es diferente así como sus necesidades y percepciones… Pero, han hecho un buen trabajo.- Reconocía Juel.
  • Eso es cierto. Es tan especial como nos comentaron.- susurraba Coluna.
  • Si, la pequeña descalza es muy especial. Mi corazón alberga la esperanza de que ella se dé cuenta de ello y lo sepa valorar.
  • Seguro que sí Juel. No todos los humanos son iguales, y ella, estoy seguro, que cumplirá su misión y nos ayudara, como han hecho muchos ya.

En ese mismo instante…

  • Cielos! Que sitio más alucinante! – exclamaba Esva saliendo de la estancia.
  • Hola, ¿cómo estás?- preguntó Juel.
  • Bien…. Muy bien… me gusta este lugar.- decía Esva entusiasmada.
  • Me alegro…
  • Además estoy leyendo cosas que unas me resultan familiares y otras las deberían saber todos… Incluso Maricarmen Lainsor, a ver si cambia su actitud y su forma de pensar… Se lo tengo que decir…
  • Seguro que sí… Esva, ahora vas a visitar la última Estancia. ¿Estás preparada?
  • Sí… y después ¿qué pasa?
  • Ya lo verás. Aprende a concentrarte y a disfrutar del momento presente. El después, ya vendrá.
  • Cielos, a veces eres un poco…. ¿Viejo?, claro que no me extraña, si los niños de aquí leen estos mensajes en vez de los cuentos con dibujos.
  • ¿Estás preparada?- repitió Juel.
  • Sí.”

(Continuará)…

(te invito a visitar mi “mundo diferente” en http://www.esthervaras.com)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, mindfulness, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Radio, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

Una respuesta a “La pequeña de los pies descalzos. La Misión. Parte VII.

  1. 💐❤💗💓💖💕💞💐

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s