La pequeña de los pies descalzos. La Misión. Parte IV.

Soy consciente que los sucesos acontecidos recientemente en París, a todos nos preocupan, y mantienen nuestro ánimo bastante bajito.

Mi intención en estos momentos, es conseguir por unos minutos, que sonrías, reflexiones o simplemente que disfrutes de una lectura y aventura “diferente”. Si he conseguido mi objetivo, me encantaría que me lo dijeras… Si no, persistiré trabajando en ello hasta sea capaz de dibujarte una sonrisa en tu rostro.

¿Me acompañas?…..

  • “¿Estás preparada para la siguiente? es la Estancia de la luz Blanca Regentada por lebRigaesperando que comentase algo más.
  • Creo que sí.
  • Adelante, lo estás haciendo muy bien.

Avanzaron hacia la siguiente estancia. Ambos en silencio. Una vez allí, se abrió la puerta y Esva se adentró. La decoración era similar a la anterior, pero de color blanco y de estilo futurista. En ese momento, y sin más dilación empezó a escuchar la voz del Príncipe Alado que allí habitaba; “el  color blanco combate la depresión y la muerte. Invoca a la Llama Blanca, que es Pureza y Ascensión, y obtendrás la Resurrección y la Vida. Es el color de la Pureza, Mensajero de la Luz, cuya misión es guiarte por el camino de la purificación, haciéndote saber la Voluntad del Padre Celestial, para que así puedas llegar ante él con un corazón limpio y lleno de regocijo.

Ahora ponte cómoda, respira y relájate…

  • Eso intento, pero ¿dónde está la silla? No la veo.- preguntó inquieta.
  • Túmbate junto al Libro de Sabiduría, allí esta lo que buscas.- contestó la voz.
  • Pero…. No hay nada.
  • Confía.

La pequeña un poco confusa y haciendo caso del Príncipe, se situó al lado del libro que parecía estar levitando. Cerró los ojos e hizo el gesto de tumbarse, temiendo caer de golpe al blanco suelo. Cuán grande fue su sorpresa, cuando se vio suspendida en el aire, cómodamente tumbada como si una nube invisible la sostuviera con suma delicadeza.

  • Caramba!!! Esto lo tengo que contar… Dónde está la… el….. Estoy flotando!!!

La voz continúo; “siente como una intensa luz blanca te envuelve…. Siente el gozo de esa luz iluminando tu ser intensamente… Esa luz blanca te purifica, eleva tu corazón hasta Él… Percibe como te integras con la espiritualidad… abre tu alma para recibir todos tus beneficios.

Ahora estas en unión con la pureza Divina. Tu alma se abre a la Belleza, al arte y a la creación. Siéntete unido a la Fuente creadora del Universo. Recibe toda la inspiración y déjala actuar en tu vida…. Relájate…

Pasados unos minutos, la voz continuó: “Toma entre tus manos el Libro de los Sabios que tienes encima de la mesita, y medita sobre lo que está escrito.

La pequeña obedeció sin hacer preguntas, tomó el libro entre sus manos y empezó a leer:

“Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios”

“Gocemos aprisa, nuestro es únicamente el día presente, luego no será sino ceniza, sombra, una fábula” (Persio)

“Vuestro primer deber con vosotros mismos y para con el mundo es purificar vuestros pensamientos. Haceos como un límpido cristal, a través del cual, pueda pasar la luz de Dios e iluminar el mundo entero”

“No juzguéis y no seréis juzgados; porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados y con la medida con que midiereis, seréis medidos vosotros”

  • Vaya!.- pensó y se relajó.

Pasados unos minutos, sintió que era hora de abandonar la estancia. De forma súbita, aquel sillón invisible desaparecía al tiempo que la niña tocaba con sus pies el suelo. Salió de esa estancia, y allí seguía Juel en la puerta:

  • ¿Todo bien? ¿Qué tal fue?.. Preguntó con curiosidad.
  • Creo que no tengo palabras…. He levitado o……-contestaba sin encontrar las palabras para describir la experiencia.
  • Seguro que sí. ¿Continuamos?
  • ¿Tengo que hacer en todas lo mismo?
  • Sólo si lo deseas.

La pequeña quedó abstraída recordando esas mismas palabras que escuchó en el bosque que lleva por nombre “El anillo de lo que tú desees”. Pensó que quizás sería ir contra natura, no continuar una vez llegado a este punto de su aventura. Además estaba decidida a descubrir cuál era su Plan de vida y conseguir su medallón… Aparte de tener gran curiosidad en conocer qué había dentro de cada cámara. No quería perder detalle, ni por un pestañeo!

  • Vamos, no abandonare ahora.- grito con energía”.-

(Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en http://www.esthervaras.com)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, espiritualidad, Libros, oportunidad, oracion, psicologia, psicosomática, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

2 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos. La Misión. Parte IV.

  1. Yo tampoco voy a abandonar ahora…..sigo leyendo !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s