La Pequeña de los pies descalzos. La misión. Parte I

Encantada de estar por aquí una semana más y de daros la bienvenida, a los antiguos y a los recién incorporados lectores. ¿Estás disfrutando de tus “arenas vivas” o ya has salido de ellas con la lección aprendida?

Hoy comenzamos un nuevo capitulo: La misión. A veces no nos planteamos cuál es nuestra misión en la vida, para qué vivimos situaciones mas o menos traumáticas, qué aprendemos y cuáles son nuestros objetivos a corto o medio plazo. ¿Cómo alcanzar nuestra gran meta?… Espero que este capítulo te ayuda a responder esas y otras preguntas que quizás rondan en tu mente, para ayudarte a dilucidar cuál es el camino a elegir y cuáles son los pasos que te llevarán a conseguirlo.

Comenzamos……

  • “Y ¿ahora qué?- preguntaba la pequeña.
  • ¿Te ha gustado?
  • Sí.
  • ¿Quieres seguir aprendiendo?
  • Vale.
  • ¿Seguro?.
  • Que sí, quiero mi medallón!…- contestaba un poco irritada.- qué cansino eres a veces.
  • Je, je… está bien. Te voy a enseñar otro sitio maravilloso al que no toda alma quiere entrar.
  • Por qué ¿te hacen algo allí? ¿Es malo? .- preguntaba nerviosa.
  • No te pongas nerviosa… Sólo es para aquellos que están dispuestos a saber cuál es la misión de su vida.
  • Misión de vida… me suena a trabajo… ¿no tenéis tiempo para jugar aquí?
  • Claro que sí, pero ésa, no es tu labor en esta primera visita a nuestro Mundo. Este tipo de pruebas fortalecen al hombre y lo capacitan para actuar en campos de actividad más elevados.
  • ¿Primera visita? ¿Es que vendré más?
  • Sí, si lo deseas de corazón..
  • Ya –contestó dudosa.
  • La mayoría de los habitantes tienen una misión de vida común y otra individual-
  • ¿Cómo es eso? No me extraña que los mayores no tengan tiempo para jugar. Siempre están tan ocupados. Me gustaría que mis papás jugasen más conmigo, pero….- murmuraba triste la pequeña.- Juel, ¿aquí se puede comprar “tiempo”? sería un buen regalo.
  • Todo es relativo, cada uno tiene el suficiente tiempo para realizar aquello que debe… Sólo hay que organizarse,… pero eso ya lo entenderás.
  • Organizarse… no sé si eso es fácil. Debe de ser complicado, porque mis amigos del cole también me dicen lo mismo… ¿Será un problema de los mayores que no saben “organizarse”?
  • Posiblemente pequeña… ¿Continuamos con nuestro tema?
  • Bueno… pero entonces… ¿aquí se compra “tiempo”?.
  • Como te comentaba, la misión general, es aprender a no permitir que las proyecciones externas de los que sufren y de los que están viviendo en el dolor, experimentando limitaciones, inhibiciones y debilidad, no sean las responsables que determinen la calidad de energía que perciben en el día a día. Para ello es necesario: aprender a utilizar un vocabulario adecuado, no limitante, aprender a visualizar creando espacios de realidad prósperos y llenos de riqueza. Aprender a amar, a apoyar y a ayudar a los que sufren, sin hacer suyo ese tema de dolor. Que aprendan a soltar el sufrimiento del pasado, así como los traumas, los miedos, los rechazos, los abandonos, las carencias, los desamores…. Lo obsoleto.
  • Cielos!!! Cuántas cosas! Esto tampoco parece fácil.-
  • No lo es. Pero recuerda que no hay nada imposible si te lo propones.
  • ¿Nada imposible? Mi papá dice que sí hay cosas que no son posibles.
  • Bueno, acuérdate de todo lo que has aprendido aquí, quizás encuentres tu respuesta y tu camino para obtener lo que realmente deseas. Pero recuerda Esva, a veces los mayores, también se equivocan.
  • Yo creía…. Pero ellos saben muchas cosas…
  • Sí, es cierto. La mayoría son fruto de su experiencia, y son humanos. Ten en cuenta que ellos aprendieron en el pasado, y todo va cambiando. Es importante aprender a adaptarse a los cambios del día a día, y lo que hoy es adecuado, quizás mañana ya está obsoleto.

Los niños avanzaban hacia un lugar muy especial denominado “La Morada de los siete Dioses de la Sabiduría o la Morada de los Siete”. Al tiempo que Juel, cambiando de tema hábilmente, le explicaba el significado de los colores de las llamas que se encontraría en su interior. Comentaba que su pueblo concibe las llamas como entidades vivas, que oyen, responden y actúan. Cada una contiene todos los aspectos y virtudes divinas. Aunque en cada color, una o varias de estas virtudes, actúan más destacadamente. Cuando encuentran problemas y las necesitan, piensan en ellas, las visualizan en su imaginación, y ven cómo crecen,.cómo les envuelven de la cabeza a los pies.

  • Resumiendo- concretaba Juel.- con la Llama o color que pienses, estás invocando a Feribuam. Pero lo más rápido, es invocar una Llama o color para cada circunstancia.
  • No lo entiendo… rodeada por una llama… pero Juel, me quemo, que es fuego!
  • No son de ese tipo de flamas que queman. Por ejemplo, si quieres encontrar paz y tranquilidad, visualiza la Llama “orobí” también denominada Oro-Rubí. Permite que te envuelva como si estuvieras en una nube….
  • Si no queman de verdad, cielos!.. esto se lo tengo que contar a mi mamá.
  • Hemos llegado Esva….- dijo Juel con tono misterioso.”

(Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en http://www.esthervaras.com)

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, oportunidad, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

5 Respuestas a “La Pequeña de los pies descalzos. La misión. Parte I

  1. No puedo parar de leer y lo estoy disfrutando de lo lindo….Graciassss

    Me gusta

  2. blackandwhitewings

    Reblogueó esto en blackandwhitewings.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s