La pequeña de los pies descalzos. El Perímetro, Parte I.

Bienvenid@s una semana más!

Comenzamos un nuevo capítulo: El perímetro. ¿Qué aprenderá Esva aquí? ¿Qué te podrá enseñar a ti? Qué nos va a remover a nivel interno esta vez?  Ojala esta aventura que os comparto, os ayude a reflexionar sobre el tipo de vida que estáis viviendo, y los cambios que deseáis y nunca os atrevisteis a realizar, os impulse a realizarlos, y así disfrutar de “la aventura de tu vida”.

“La tarde transcurría tranquila y emocionante ante lo que estaba siendo “La aventura de su vida”. Ellos continuaban, explorando y observando todo con detalle. Esva, muy pensativa temía, por un lado, no acordarse de todo lo que estaba aprendiendo, a pesar de tomar nota de lo que consideraba importante. Por otro, no quería llegar tarde a la cena y que sus mayores la regañasen.

Pero, como sabes, amigo lector, a veces la curiosidad puede más que la preocupación… Si no, quizás no hubieras llegado hasta aquí. A ella le sucedía lo mismo. Continuaba contemplando cada escena que asomaba ante sus ojos. Parecía una visita a una exposición virtual en una película en 3D. Quedaba asombrada por la belleza del lugar, observando cómo los “árboles paraguas”, se vestían con coloridas bromelias, dándoles un aspecto señorial al tiempo que asilvestrado. Algunos de estos magníficos y extraños ejemplares, se adornaban con “broches” formados por aves llamadas quetnix. Similares al fénix pero con bellas y largas colas de plumas de colores azultesas intenso. Igual que los pájaros quetzal. Sus dimensiones, podían ser como las colas de los vestidos de novia. El espectáculo era fabuloso.

Juel, la había invitado a continuar, para mostrarla “El Perímetro”. Éste es el límite que rodeaba al bosque señalado por dólmenes, protegiéndoles y centralizando toda la energía. Resultado del hábitat de todos los seres vivos, que regulan el agua, conservan el suelo y la atmósfera, y suministran multitud de productos útiles a los habitantes.

Dicen los entendidos, que en los bosques donde predominan los árboles de hojas anchas o angiospermas, son más ricos de especie que aquellos dominados por bosques de coníferas, de montaña, o de hojas finas, o gimnospermas. Pero hay excepciones, las zonas de abedules y álamos temblones de las latitudes boreales, tienen muy pocas especies. En este bosque en particular, puedes encontrar todo el tipo de árbol que tu imaginación consiga dibujar.

Aquí, los dólmenes que marcan el perímetro son de forma irregular, de un material parecido a la piedra marmórea. Éstos, cambian de forma dependiendo de la energía generada por el comportamiento y actitud que manifiesten sus habitantes. Así se expandirán mostrando brillos nacarados, si las conductas que predominan son de serenidad, de sabiduría, de alegría, si están animosos, y expresan sus sentimientos de amistad y amor.

Sin embargo, manifestarán una imagen más adusta, oscura, y contraídos, si las conductas que prevalecen son de resentimiento, rabia, rencor y reproches, invadiéndoles una sensación de desánimo, desolación y desesperación.

  • Caramba, qué es este lugar!!.-preguntó la pequeña absorta.
  • ¿Te gusta? Es el Perímetro. Mira.- contestó el pequeño señalando un gran bloque.- Los dólmenes que ves, se distribuyen en un círculo de siete monolitos, y tres zonas concéntricas. Estos siete, tienen una correspondencia con lo que vosotros denomináis “Siete pecados capitales”. Nosotros los llamamos de forma diferente, como puedes ver en este antiguo pergamino…- comentó el niño desplegándolo.

Nueva imagen (6)

  • Vayaa!!! y ¿Cómo has hecho eso?-Indagó la pequeña
  • Bueno a veces, sólo con pensar en lo que deseas y tener fe en ello, las cosas aparecen. Como ya te he comentado.
  • Eso es magia…. ¿me podrías enseñar?
  • Je, je, cada uno escucha lo que quiere, ¿verdad?
  • ¿Por qué lo dices?..-decía molesta.-yo en este lugar, oigo todo.
  • Ya he contestado a tu pregunta. Pero tú no crees en ello.
  • No, es que yo también quiero que aparezcan cosas en mi mano, y a mí no me sale… Cuando estoy en casa y se ha olvidado mamá en la cocina la jarra de agua para comer, me toca levantarme. En esos momentos quiero que aparezca en la mesa, pero por más que lo intento… no aparece y siempre tengo que ir yo a buscarla.-comentaba de forma quejicosa.
  • Fe, pequeña. Ten fe en que sucederá siempre lo que necesitas si lo deseas de corazón… Céntrate en aquello que anhelas y si quieres, pídele a tu ángel de la belleza que llene tus pensamientos de hermosura y los enfoque hacia eso que has solicitado…-aseguró Juel.
  • Los ángeles de nuevo. Si tú lo dices….-
  • Mira Esva., también están representadas las virtudes humanas, “las teologales”, que son Fe, Esperanza y Caridad. Y las menos conocidas por vosotros denominadas “las cardinales”, compuestas por la Templanza o kiasi, la Prudencia o busara, la Justicia o adalet y la Fortaleza o kekuatan. Todas ellas, hermanadas por el azar, danzando bajo la música de las estrellas y recogiendo la engría que se forma en su interior. Es el llamado Círculo de tu liberación. Mira, aquí lo puedes ver mejor.- dijo desplegando un antiguo mapa que… apareció!.

Nueva imagen (7)

  • Vaaaya!…otra vez la magia y las apariciones!. Esto parece una clase de religión!.. Qué lugar más curioso…. -decía mirando el mapa con curiosidad.-Tenéis grandes piedras que se mueven y representan “cosas religiosas…”
  • ¿Cosas?, dicho así… es curioso sí…. Pero lo más importante es el Perímetro. Debe sus movimientos a la energía generada por los habitantes. Para nosotros es muy importante estar, pensar y sentir de forma positiva. Así entre todos, mantenemos el equilibrio en nuestro mundo.
  • Ya… parece fácil. Pero cuando yo me enfado con Maricarmen Lainsor en el cole, no se me pasa de repente, y… a veces la quiero pegar y….-decia Esva enfada
  • Qué bueno Esva, ¿te das cuenta que me estás hablando de emociones?
  • Sííí….-asentía confusa.- Entonces, me enfado y me imagino que la pego o se le cae el helado en el vestido y se mancha…y….
  • Eso es estupendo!.- interrumpía.- Siempre hay que identificar y soltar las emociones. Si no, dicen los sabios y los Viebios, que se proyectan desde la memoria subconsciente en nuestra vida como si fueran una sombra.
  • Otra vez la memoria ésa! No entiendo nada!!. Yo estoy hablando de mi enfado con Maricarmen!.-gritó la niña molesta.
  • Te explico.-decía Juel con cariño y templando la voz.- Si no liberas esa emoción, como por ejemplo tu enfado con Maricarmen, ésta se queda a vivir en una pequeña habitación muy especial que tienes en tu alma. Y con el tiempo, se transformara en impresiones pasadas y tendencias latentes. Por ello una situación actual que te disguste, funciona como si fuera un interruptor que enciende esos sentimientos del pasado.
  • Un interruptor, ¿como el de la luz?… ¡Cuántas cosas tengo dentro de mi cuerpo!- repetía tocándose por todo su cuerpo, queriendo adivinar más.- ¿Y cómo me puedo sentir mejor?-..”

(Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” enhttp://www.esthervaras.com)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo amor, cambio, coaching, crecimiento, crisis. autoayuda, destino, elección, emoción enamorarse, espiritualidad, Libros, oportunidad, psicologia, psicosomática, psicoterapia, psicoterapia., psiquiatria, Reflexiones, relaciones de pareja, sabiduria, silencio, soledad, terapia

Una respuesta a “La pequeña de los pies descalzos. El Perímetro, Parte I.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s