La pequeña de los pies descalzos. El Lago misterioso. Parte I

     Bienvenidos una semana más! ¿Estas visualizando este nuevo Mundo?

Empezamos un nuevo capítulo denominado “El misterioso Lago”. Nuevos personajes, mensajes y oportunidades de aprender, se presentan ante la pequeña Esva, pero seguro te van a ayudar a reflexionar entre otras cosas, sobre cómo utilizas tu tiempo, cómo tratas a la Tierra, a tus vecinos de la mano del Maestro Masabik. Me gustaría presentártelo, ¿me acompañas?

“… Escucha en tu interior…. Sólo escucha…

 Eran las palabras que retumbaban en la cabeza de la niña mientras admiraba el lago. Sin darse cuenta, su respiración se tornaba más tranquila y su cuerpo se relajaba al mismo ritmo. Poco a poco, su atención se centraba en el agua. Su sangre y células, palpitaban con el agua como si una melodía armónica se hubiera iniciado. Era la danza interna.

 El sonido de los pájaros y del bosque, se mezclaba con el latido de su corazón. Un asombroso ejemplar de Delfín, se presentó ante ella, emergiendo de las profundidades del lago. Su aspecto, de color blanco nacarado, destacaba en las cristalinas aguas turquesas, mientras que su aleta central relucía con un brillo diamantino. Las laterales, resaltaban por su gran tamaño. Sus ojos, eran de un azul profundo y brillante.

 Cielos, ¡qué bonito Delfín!- exclamó la pequeña- Es grandioso! Y sus aletas… ¡son enormes!

  • Si- respondió Juel.- el Maestro Masabik es especial.
  • ¿Cómo va a ser un maestro?, si es un… pez, es un solo un delfín!…. grande y precioso, pero delfín… El caso es que me resulta familiar…

 La pequeña continuaba ensimismada, observando la belleza del espectáculo. Al tiempo, su cuerpo parecía danzar al ritmo que marcaba el majestuoso Delfín. Apenas había escuchado la respuesta de Juel. Éste, consciente de la situación, decidió mantener silencio mientras disfrutaba de lo que iba a acontecer.

  El Maestro Masabik

Algo inexplicable para la mente de Esva, sucedía, pero permanecía inmóvil y absorta. Emergían delante de sus ojos imágenes y sonidos en tres dimensiones. Eran hologramas, proyectados sobre el lago. Pertenecían a una época atrás en el tiempo, cuando los hombres eran más flexibles y maleables. Mientras, una voz narraba los acontecimientos que mostraban las imágenes.

Decía así: “estas imágenes pertenecen a un tiempo en el que los hombres y mujeres, disfrutaban de cada parte de su cuerpo, de su mente y de su corazón… De su vida. Una época en la que “el juego” era lo más importante, puesto que producía la energía de la alegría pura, del estar presente. La energía del amor. Algo actualmente olvidado por la raza a la que pertenece Esva, por estar tan ocupados siendo adultos, siendo formales. Tan absortos representando el título que ejercen en sus trabajos o en sus profesiones, en sus condiciones sociales, o en sus nombres… que se han olvidado de utilizar el discernimiento. Están muy atareados aprendiendo a tener paciencia para construir grandes y a veces lujosos edificios, pero no la emplean para manejar su ira. Tienen tendencia a alojarse  en casas más grandes, pero han reducido el tamaño de las familias; elaboran largas rutas, pero sus puntos de vista cada vez son más estrechos y por ello menos solidarios.

Dicen que buscan la paz, y sin embargo, siembran la violencia a través de sus pensamientos y actitudes. Quieren ser fraternales, pero no renuncian a abandonar la crítica ni el juzgar a sus hermanos. Alardean de que buscan la luz, y les falta valor y voluntad para salir incondicionalmente de la oscuridad y de la tristeza en la que están ahogados. Dicen que quieren ser sabios, pero se niegan a practicar la humildad necesaria para estudiar y adquirir conocimientos. Pasan mucho tiempo alabando a “su imagen”, pero la mayoría, no son capaces de mantener su mirada en el espejo.

Esta raza, está muy ocupada gastando cada vez más multiplicando sus pertenencias, pero menguan sus posesiones y sus valores. Disfrutan de más comodidades, pero tienen menos tiempo libre. Están orgullosos porque su ciencia actual, les permite vivir más tiempo, pero priorizando la cantidad sobre la calidad de lo vivido. Los humanos, son capaces de hacer el viaje de ida y vuelta al espacio y visitar sus planetas, pero les cuesta andar unos metros para saludar a un vecino…. Están tan ocupados, que han olvidado el papel que desempeñan sus almas en sus vidas.”

 La voz continuaba, ahora con un tono suave y melancólico:

 La Tierra gime, sufre y grita.

La Tierra se enfurece y con ella todos sus elementos, agua, aire, fuego y metal.

Todos se agitan y reclaman piedad. Ayuda!

 Despertad humanos! Grita continuamente,

Y los humanos continúan en su eterno sueño de la ignorancia.

Soñando que tienen que ganar más, trabajar más, ser más, ser… ni siquiera saben Ser. Pero eso, también lo ignoran.

Feribuam, qué tremenda agonía!

Vivimos sin vivir, soñamos, sin soñar.

Nada es real.

Pero queda una esperanza en un puñado de humanos; “los Buscadores de la Sapiencia y de la luz”.

Ellos, ayudarán a despertar a sus hermanos, dando todo el amor que tienen a la Tierra Madre, para que sane de su enfermedad: la agonía causada por la ignorancia y la ceguera humana. Esa energía, ayudará a que se recupere y se llene de una Nueva luz.

Ellos, ayudarán a través de sus meditaciones enviando Paz y Amor, restaurando lo que agoniza en ella, y en el fondo de sus corazones esperan ver brotar esa nueva Tierra  llena de luz.

 Tú  Esva, eres uno de ellos. Bienvenida”.

…. (Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en esthervaras.com)

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

6 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos. El Lago misterioso. Parte I

  1. Sigo enfrascada en este mundo fantasticamente creado Esther! Mismas sinceras felicitaciones porque conseguisteis tu y Esva mantenerme atrapada y ensimismada….

    Me gusta

  2. Emilia

    Gracias Esther, afortunadamente somos muchas personas las que sentimos y compartimos ese mundo creativo contigo, ojalá seamos cada vez más…Saludos.

    Me gusta

  3. Emilia

    ¡¡Que hermosura de relato Esther!! Voy leyéndolo poco a poco, adentrándome en el universo de los personajes…Tod@s somos Esva y Juel, y si nos damos cuenta..¡es maravilloso!.
    Muchas gracias por el regalo de tu cuento, deseo de corazón que puedas publicarlo y que mucha, mucha más gente lo lea,

    Un abrazo de luz 😉

    Me gusta

    • Muchas gracias Emilia, tus palabras me motivan para seguir escribiendo en un mundo en el que el valor de la cultura y la creatividad parece estar desapareciendo. Ojalá se cumplan esos deseos. Bienvenida a “mi mundo”

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s