La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte VI

Bienvenidos una semana más! Gracias por reunirte conmigo al calor de la imaginación y compartir esta “diferentaventura”. Hoy continuamos explorando ese Bosque, y sus maravillas de la mano de Esva y Juel, grandes maestros… Proseguimos con la case de “nutrifarmacia”… ¿que no sabes lo que es? Continúa leyendo,  ellos están preparados para responder a tus preguntas, y si es necesario toma tu libreta y apunta…..

“El Tedaluz de Feribuam…

Esva tomaba nota de todo lo que podía, mientras que comentaban las bondades de los alimentos y su influencia sobre el cuerpo. Al tiempo, saboreaban una exquisita merienda compuesta por alguno de estos manjares.

  • Mira Juel, ¿qué animal es ese?- preguntó la pequeña señalando a un animal cerca del lago
  • Es un “Jelena”.- dijo el niño un poco perturbado por el drástico cambio en la conversación.
  • “Jelena”?, y ¿qué es “Jelena”?
  • Jelena es la especie de ciervo que habita en esa zona del bosque. Como puedes apreciar, tiene una fabulosa cornamenta con trece ramificaciones. Estas, son huecas y funcionan como un conjunto de flautas. Cuando algún jelena, se expone al viento, sobre todo del sur, el aire se cuela entre ellos, emitiendo unos dulces sonidos que atraen al resto de los animales del bosque, que caen rendidos ante la belleza de la melodía que emiten.
  • Qué maravilla!

  • Si…es fantástico…. Cuando el rey de los jelena llamado “Geyk” quiere reunirlos a todos, orienta su cornamenta hacia el norte, emitiendo una melodía especial que todos los de su especie reconocen. Saben que su rey los llama a reunirse para hablar de algo importante.
  • Hablar….- repetía con tono incrédulo.-  Genial!.. ¿Y el rey es el único que lo puede hacer?, es decir, si otro Jelena quiere llamar o avisar de algo a los demás, ¿no puede hacerlo?
  • No, tendría que ir a ver al Geyk y transmitirle la información. Sólo éste puede decidir si es importante para el resto de la manada o no.
  • Vaya!, se parece al jefe de mi papá… es un mandón!.

 Mientras que Juel contestaba a las preguntas, la pequeña continuaba saboreando los ricos frutos del bosque. Su imaginación se disparaba visualizando aventuras entre los extraños habitantes, que todavía no había visto.

  • Cuéntame más sobre “el Tedaluz de Feribuam”, por favor.- dijo Esva, sorprendiendo a Juel por el cambio repentino.
  • Veamos… los frijoles o judías, que como has observado muchas veces tienen forma de riñón, dicen que sanan y ayudan a mantener las funciones renales. Me gustan poco.
  • A mí sí me gustan. Mi mamá las prepara muy bien… pero luego es un poco incómodo porque…. Ya sabes….- dijo Esva señalando el pompis.
  • ¿Por? ¿qué es lo que pasa?
  • .. te tiras un… pum!.
  • ¿Pum?.. ¿Qué es un pum?

 La pequeña estaba sonrojada, y mirando a su alrededor para asegurarse que no había nadie por allí. Se acerco más a Juel y tapándose la boca con su pequeña mano, le dijo casi al oído:

  • Es un pedito… susurraba con vergüenza.
  • Tranquila que aquí nadie se va a reír de ti. Eso forma parte de la naturaleza humana.-
  • Bueno, cuéntame más cosas.-
  • Vamos a ver… el apio, la col china, el ruibarbo y otros alimentos afines, aportan fortaleza ósea. Dicen que son alimentos que rellenan y substituyen las necesidades esqueléticas del cuerpo. Los aguacates las berenjenas y las peras, ayudan a mantener la salud y el funcionamiento del vientre y del cérvix femenino.
  • Caramba! Qué interesante, creo que a partir de ahora pensaré más en lo que como…
  • Dime algún fruto, producto que te guste acompañar siempre en las comidas.
  • Pues…. la cebolla. Sí, la cebolla me gusta mucho y mi mamá la pone en casi todos los guisos.
  • Pues la cebolla tiene una misión muy importante en el cuerpo.
  • ¿Si?, ¿cuál es?
  • Es como una gran escoba… Ayuda a limpiar los desperdicios materiales de las células del cuerpo… incluso nos producen lágrimas que lavan las capas epiteliales de los ojos y reduce el riesgo de ataque cardíaco.
  • Cielos!, Ahora entiendo porque mamá llora cuando cocina con las cebollas… está limpiándose los ojos!!!. ¿y los higos?- se animó a preguntar la pequeña.
  • Los higos, ¿has visto que están llenos de semillas y cuelgan de dos en dos cuando crecen?
  • Si, y tienen forma de lágrima, me encantan.
  • Ayudan a incrementar la movilidad del esperma masculino así como su contoneo previniendo la infertilidad masculina, además de controlar la presión sanguínea y reducir el colesterol.
  • Soy un poco pequeña para que me hables de esos temas, ¿no crees?.- Decía molesta abriendo sus ojos.
  • ¿Pequeña? ¿No es acaso algo natural y humano el desarrollo del hombre y de la mujer? ¿Por qué te enfadas? En la mujer, son las aceitunas las que contribuyen a la buena salud y funcionamiento de los ovarios. Y las naranjas y otros cítricos que si te fijas son similares a las glándulas mamarias de las mujeres, ayudan a mantener la salud y el flujo del movimiento linfático en los senos.
  • Nosotros no hablamos de… ese tema.
  • Yo estoy hablando de la alimentación y sus bondades… De todas formas, es cierto que en tu mundo, todavía tenéis muchos tabúes en torno al desarrollo humano en general. Eso incluye la sexualidad…. Llegará un día en que lo veáis natural y milagroso, como lo vemos aquí.

 Esva, parecía estar un poco incómoda, por lo que Juel decidió dar por terminada la clase de nutrifarmacia.

  • Bueno, ¿estás preparada para continuar? Doy por finalizada la clase de nutrifarmacia. Hay muchos beneficios en todos los alimentos, en la miel, en el mango, en el aceite de oliva, en la piña, el germen de trigo, el yogurt… pero ya veo, que es mejor en otro momento. Nos ponemos en marcha.
  • Está bien, pero se me está haciendo un poco tarde, tengo que volver a casa.
  • Sí, sí enseguida, vamos!- decía mientras que veloz reanudaba el camino junto a su brillante Coluna. No te preocupes por el tiempo, llegarás a la hora de la cena.
  • ¿Estás seguro? Conozco a mi mamá y sé que si no estoy a la hora de la cena, se va a enfadar mucho…. O se va a preocupar, pues no es habitual que no llegue a tiempo… por los pelos… pero siempre puntual.
  • Estoy seguro, porque vosotros tenéis unos aparatos a los que parece que reverenciáis, que se llaman relojes. Nosotros tenemos tiempo… Confía en mí, aunque sé que no es fácil para ti.- sonreía el niño.”

…. (Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en esthervaras.com)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo psicologia, psicoterapia., Reflexiones, silencio

Una respuesta a “La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte VI

  1. Genial y aprendiendo… Graciassss

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s