La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte V.

Hola amigo lector,  te deseo una buena semana, y te animo, a pesar de la situación que estés viviendo, cambies la perspectiva para tener un  día más agradable.

Bienvenido de nuevo a esta aventura llena de metáforas y aprendizaje. Esta vez Juel enseña a Esva algo que nosotros podríamos a prender para cuidar nuestra salud. Estate atento a la lectura y toma apuntes si lo precisas. Por cierto, parece que nuestra pequeña empieza a comprender…. reflexiona sobre su mensaje a los adultos…. shhhhh, escucha….

” Mi barriguita me habla…

El niño le mostró un hermoso racimo de apetitosas uvas de color oscuro, parecían recién cortadas de la vid. Se las ofreció.

  • Y vosotros, ¿cómo las llamáis?- preguntó la pequeña.
  • No importa demasiado el nombre, sino los beneficios que aportan al cuerpo.
  • ¿Las uvas aportan beneficios?, ¿cuáles?.
  • ¿Te has dado cuenta que los racimos de uvas tienen forma de corazón? Mira cada una, se parece a una célula sanguínea… por lo tanto, va a ser un alimento vitalizante para el corazón y la sangre.- confirmaba el pequeño.
  • Para el corazón…..Si tú lo dices… yo sólo tengo hambre… ¿Me das una uva o como la llaméis aquí, por favor?- decía mientras su boca salivaba ante la visión de tan delicioso manjar.
  • Pero, ¿no os importa la alimentación?, ¿para qué sirve cada alimento?
  • Qué pesado!… Bueno… mis padres sí la tienen en cuenta. Sé que algunos alimentos son más básicos que otros, pero la verdad, soy un poco pequeña para preocuparme de eso.

  • En esta tierra pensamos que Feribuam nos ha proporcionado una “farmacia natural” para mantener saludable nuestro cuerpo. Él, nos enseña a ser responsables de ello. Nosotros debemos aprender a escucharlo y a aportarle los alimentos-medicinas que necesita en cada momento.

Esva, saboreaba la fruta mientras que atendía con educación la conversación. Al tiempo, que con sus ojos continuaba explorando con intriga, los alrededores. Tenía que reconocer, que parte de ésta, no le interesaba demasiado, pero jamás se lo diría.

  • ¿Feribuam? ¿es un cocinero?- inquirió de pronto.
  • No, es… el Señor de la Vida. También se le conoce como nuestra Inteligencia Suprema, el gran Espíritu, la energía más inteligente y protectora que nos guía a todos nosotros y nos hace ser uno. Cada día cantamos sus oraciones, pero ya te la enseñaré, e incluso si lo deseas, te puedes unir a nosotros.
  • Ahhhh…. El Señor de la Vida….- repitió asombrada.
  • Seria, algo así como vuestro Dios, cuyo hijo murió en la cruz.- aclaró Juel.
  • Yo leo la Biblia… y un texto chino o….
  • Sí, pero eso ya me lo contarás en otro momento…- interrumpió el niño.- Y siguió saboreando su comida.
  • Pero… pobrecito… morir así, en una cruz… tuvo que doler.
  • Bueno, aquí interpretamos esa imagen de Jesús en la cruz, como la metáfora de que todo hombre o mujer, alberga en su corazón, la esperanza y tiene la oportunidad de poder realizar los cambios apropiados en su vida.
  • ¿Cambios?
  • Sí, cambiar la forma de pensar, el comportamiento, los hábitos, el estilo de vida…. Todos los cambios que necesite, para vivir en la felicidad.
  • Vivir en la felicidad, qué bueno!, eso es una gran idea. A veces no entiendo a los mayores, ¿por qué están tristes si según tú, pueden estar contentos? ¿cuál es el secreto? Se lo comentaré a mamá… lo tengo que apuntar en mi libreta.

Joven escriba…

Mientras, Juel esperaba pacientemente a que la niña anotase en su agendita el descubrimiento que acababa de realizar. Decía así: “Recordar: cuando vea a Cristo en la cruz, recordar que yo también puedo cambiar la cruz que llevo, por la esperanza de elegir vivir de forma diferente.”

  • Te gusta mucho escribir, ¿verdad?
  • Sí, de mayor quiero ser escritora… y transmitir mis experiencias. Quiero hablar de lo que siento, cómo lo veo y de todo aquello que los mayores no quieren hablar porque les da vergüenza. Estoy practicando.
  • Y ¿qué les dirías?
  • Pues….- decía pensativa.- lo primero, que no se olviden de ser como niños y que la magia existe. Sólo porque ellos han crecido y se han olvidado de ella, no quiere decir que no pulule entre nosotros… les diría; que cuando no sepan qué hacer, escuchen a sus Prinlus o a sus Colunas, que tú dices que todos tenemos una. Que recuerden cuando eran niños y veían el mundo con los ojos de la inocencia, de la curiosidad y de la esperanza. Que no se olviden de reír, de abrazar, de llorar, de mancharse, de correr y bailar, de equivocarse, de caer y volverse a levantar, de explorar… de comunicarse entre ellos… que jueguen más, y sean más agradecidos por lo que son y por lo que tienen. Ah! Y que no se tomen tan en serio la vida, que busquen aventuras, como ésta.
  • Felicidades Esva!, me parece muy sabio lo que dices. Pero no lo olvides, y transmíteselo a los adultos en todos tus escritos.

 En ese momento el silencio se instaló entre ambos. Esva se percató, de que su amiguita pululante, se había hecho más nítida y brillante. Cada vez podía verla mejor. Esto, llenó de emoción el corazón de la pequeña. Sentía que su camino era el acertado.

  • Juel, ¿me puedes hablar más de “esa farmacia de alimentos que tenéis”?
  • Claro!, se llama “Tedaluz” pero vosotros también la poseéis. Aunque no todos sois conscientes de ello. Por ejemplo, la zanahoria, ¿has visto que cuando la seccionas parece un ojo humano?
  • ¿Un ojo?…No, no me he fijado, la verdad.
  • Pues fíjate en algún momento y con un poquito de imaginación, verás la pupila, el iris…es genial!!…ayudan a perfeccionar la circulación de la sangre hacia los ojos y así mejoran su funcionamiento.
  • Sí, mis padres desde pequeña me han insistido en que coma muchas zanahorias. Ahora entiendo el por qué.- decía abriendo y cerrando sus ojos como un acto reflejo.
  • El tomate. Si te fijas, algunos de ellos tienen como cuatro cámaras rojas, ¿no te recuerda al corazón humano?
  • Pues…- la niña trataba de imaginar el corazón humano y un tomate abierto- si, la verdad es que se parecen un poco.
  • Claro que sí!, los científicos han demostrado, que los tomates están cargados de lycopina. Son alimentos buenos para la sangre y el corazón.
  • Si tú lo dices…lyc…. Vaya palabro! ¿Cada alimento es bueno para algo?
  • Así es.
  • Y tú, ¿te lo sabes todo?
  • No, no todo. Hay cientos y cientos de alimentos. Me aprendí los más importantes.
  • ¿Y cuáles son para ti los más importantes, o los que más te gustan? Pero dímelo despacito, que lo voy a escribir.
  • Por ejemplo, vosotros los llamáis nueces. ¿No te has fijado que cuando le quitas la cáscara, es como si estuvieras viendo un pequeño cerebro? Si lo observas bien podrás ver, un hemisferio derecho y otro izquierdo, un cerebro superior e inferior. Incluso las arruguitas o pliegues son muy similares a la neocorteza cerebral-
  • Ah! Pues es cierto, nunca lo había visto de ese modo. Claro, que si lo veo así, parecería que cuando me como una nuez me estoy comiendo un cerebrito!… ahgggg……y eso no me hace mucha gracia, la verdad.- decía con una mueca de desagrado en su rostro.
  • Je, je…- río Juel.- piensa mejor, que cada vez que comes nueces ayudas al desarrollo de más de tres docenas de neurotransmisores necesarios para la función cerebral.
  • Bueno, no entiendo mucho lo que me dices, pero… eso es bueno, ¿verdad?
  • Claro! Además de potenciar la memoria y levantar el ánimo.
  • Vale, entonces añadiré a mi dieta las nueces, aunque seguro que eso mis padres ya lo saben.

Buscó en su bolsillo de nuevo la agenda y anotó: “Recordar:  cuidar los alimentos que comemos, cada uno tiene una función en el cuerpo… y parece que en el estado de ánimo. Nota: investigar más”

…. (Continuará)…(te invito a visitar mi “mundo diferente” en esthervaras.com)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo crecimiento, crisis. autoayuda, Libros, psicologia, psicoterapia., Reflexiones, silencio

2 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte V.

  1. Muy interesante el tema d parecidos alimentarios…y sigo leyendo siempre q puedo pues la historia me tiene fascinada. gracias mil por compartir!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s