La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte III

Bienvenido de nuevo amigo lector. En primer lugar, te doy las gracias por tus comentarios y mensajes de apoyo en este aventura que estamos viviendo juntos. Estoy muy feliz, sabiendo que te gusta, y que por unos instantes, te ayudo a viajar a tu infancia recordando a tu pequeña o pequeño interior.

En segundo lugar, continuamos… ¿recuerdas que estábamos dentro del bosque? Un lugar donde nada es lo que parece… ni siquiera los personajes que salen al encuentro de Esva…. hoy aparece alguien nuevo….

“…Y tú, ¿quién eres?

Abrió sus ojos grises, sintiéndose animada de continuar, y segura de la decisión que acababa de tomar. Empezó a caminar con paso firme. De pronto, se le cruzó entre sus ojos una pequeña e incordiante lucecita, cual mosquito, provocando que diese un traspiés.

  • Caracoles!!, y tú, ¿quién eres?- le dijo mirando con curiosidad
  • Soy Prinlu.- contestó la pequeña luz mate.- tú Prinlu
  • ¿Prinlu?, que nombre más extraño. Además dice que es “mi Prinlu”…
  • Sí, soy “tu proyecto de luz interior”, otros me conocen como alma, y otros me llaman “conciencia interior”. Pero nuestros amigos me llaman “Prinlu”.

Esva, estaba un poco atónita y confusa. Ella no había abierto la boca, y de pronto aquella minúscula luz contestaba a sus pensamientos!!, Captaba su voz, nítida y clara. Sus dos brillantes ojos azules transmitían calma, su cabello era largo y oscuro, adornado con trenzas y lacitos de colores. Su mirada era bondadosa y serena. Ataviada con un vaporoso vestido blanco y alitas casi transparentes, hacían del conjunto una pequeña criatura casi etérea.

 De pronto, la pequeña se percató que, su audición era normal. Qué momento más maravilloso y espeluznante!

  • ¿Mi “proyecto de luz interior”?, ¿qué significa eso?- se preguntaba con intriga la pequeña – ¿es que tengo un proyecto interno, de algo?, porque “problemas de visa” yo no tengo, como el resto de habitantes de este lugar… y ahora… oigo perfectamente!!!… esto tengo que apuntarlo en mi libreta.

Metió la mano en su bolsillo sacando un pequeña libreta donde tomaba nota de todo lo que ella consideraba que era importante. Escribió: “Recordar: todos tenemos una pequeña Prinlu en nuestro interior”.

  • ¿Problemas de “visa”?… repitió el niño riendo.
  • He dicho yo ¿de visa? Perdón, quería decir de vista.- repitió señalándose el ojo.- o ¿tú nunca te equivocas al hablar?
  • Sí, claro…. Problemas de vista!, je,je…. todo ser vivo tiene un proyecto de luz interior. Este va creciendo en tamaño e intensidad lumínica dependiendo de su crecimiento espiritual y del aprendizaje de las situaciones que nos ayudan a crecer.- explicó la luz
  • Y entonces, ¿tú no eres una linterna personal o algo así?
  • Linterna?…. je,je… algo así… tiene que ver con la luz, pero la interna, ya lo entenderás, pequeña.- contestó divertida Prinlu
  • ¿Por qué eres mate?. No brillas como las otras que he visto.-
  • Claro que no! Eso depende de ti. Yo dependo de ti, de tu fe, de tu seguridad, de tu valentía y perseverancia para realizar tu trabajo interno. Cada vez que tú decides creer y aprender, te expandes interiormente y eso nos ayuda a “sincronizarnos”, lo cual hace que me vuelva más brillante y nítida. Si ambas perdemos “la sintonía” que hemos generado, se bloquea tu conexión conmigo – respondía agitada Prinlu- y eso me apaga.
  • Pero… ¿Cuándo estamos en sintonía? Vaya palabra! ¿Parezco acaso una radio?
  • Cuando dices o piensas cosas como “todo me sale bien, me siento en paz y en armonía, todo encaja en mi mundo, soy feliz, abro mi mente a cualquier posibilidad, todo tiene solución”.-
  • Ya… ¿también sirve, “quieres jugar conmigo, te dejo mis libros, o mis muñecas”?.- Preguntaba con curiosidad.
  • Ja,ja.- reía chispeante Prinlu.- Eso también. Pero recuerda que si piensas lo contrario, yo me volveré menos brillante…
  • Entonces, si pienso que no doy una, que Maricarmen Laninsor no es mi amiga, que no me gustan las lecturas del cole…. ¿Te apagas como una bombilla?
  • No tanto, pero casi… No te obsesiones. Es normal que cuando vas creciendo internamente te invadan las dudas, y que no todo el tiempo estemos sintonizadas. En tu mundo, el estrés, las preocupaciones, los miedos, las envidias, los rencores, provocan esa desintonización. ¿No te parece que sería estupendo que aprendieras a no dejarte influir por los acontecimientos externos? De esa forma estaríamos armonizadas siempre. Ése es un buen objetivo.
  • Caramba!!.- susurraba la pequeña.-  Tan joven y ya tengo que ser responsable de alguien… o de algo!!, eso es terriblemente maravilloso… y además llevo conmigo una luz pululante voladora… un poco fundida, eso sí.

 Por un momento, recordó la luz que descubrió junto a Juel, llamada Coluna.

  • Cáspita!! Debe de tener un proyecto interior muy avanzado. Es grande y su brillo es nacarado. Entonces, ¿cómo un niño de su edad, puede tener un proyecto espiritual tan evolucionado?
  • Vamos, corre que te quedas atrás!- interrumpió Prinlu.
  • Espera, has dicho “nuestros amigos”, ¿es que tenemos amigos en común aquí?
  • Claro que sí, tenemos muchos amigos, aunque todavía no estás preparada para reconocerlos. No te apures, todo a su tiempo….
  • Pero ¿cómo?, si nunca he estado aquí.-
  • Paciencia pequeña, lo sabrás. Vamos!, date prisa que nos quedamos atrás-

 Esva, continuaba inmersa en sus preguntas tratando de comprender lo que estaba viviendo y escuchando, para obtener una respuesta coherente. En su interior iniciaba una batalla entre su razón, y su corazón.

¿Quién era realmente Juel? ¿Por qué su luz pululante era más intensa y nacarada? ¿Por qué ahora oía perfectamente? ¿Qué era este maravilloso lugar? ¿Por qué se sentía tan cómoda y feliz? ¿Era ésta la aventura que había estado esperando toda su vida?- martilleaban su cabecita rizosa.

  • Qué emocionante es todo ello!- susurró en voz baja.-.

 Mientras iba en busca de su nuevo y misterioso amigo, los árboles del bosque parecían diseñar un camino que la conducía directamente al gran lago. Allí le esperaba Juel para mostrarle todo ese nuevo entorno. Ella le consideraba su guía turístico…”

Continuará.(te invito a visitar mi “mundo diferente” en esthervara.com)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo crecimiento, crisis. autoayuda, Libros, psicologia, psicoterapia., Reflexiones, silencio

2 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte III

  1. Qué emocionante es todo estoooo!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s