La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte II

Bienvenido de nuevo amigo lector. Gracias por acompañarme en esta aventura, y permitirme por unos momentos, despertar a tu niñ@ interior y guiarte por él.. o ella recordando sensaciones que posiblemente estaban aletargadas, ahí dentro.

¿Por dónde nos quedamos? Ahhh, si, la pequeña Esva, el misterioso Juel acompañado de su inseparable Coluna, se adentran en un lugar majestuoso, el Bosque, donde empiezan las sorpresas… Acomódate y activa la mirada de tu niñ@…

“… Era un pequeño elfo de la luz, pero con las alas más grandes y brillantes, a veces transparentes, y otras con plumas de colores. Cualidad que se incrementaba en intensidad con el batir de dichos apéndices, produciendo el efecto de una batería de energía viviente. De semblante dulce y voz suave, como el arrullo de las hojas, con largos cabellos de luminosos e irisados colores, y decorados con frutas del bosque.

  • ¿Es tu mascota? Será su mascota, y tiene que dar luz al árbol cósmico.- se respondía.
  • Es una hada de los árboles.- le comentó Juel.- Aman a la madre naturaleza. Para ellas la naturaleza es vida.
  • Qué bonita es!.. pero ¿qué hacen alrededor del árbol?

  • Viven allí, en sus huecos. Su vida es tan longeva como la del árbol que habita. Por ello cuidan todo el bosque como si fueran sus cuerpos. En la mitología de tu mundo serían de la familia de las Dríades, aquí se llaman דריאַדעס. Hay diferentes clases dependiendo de la especie de árbol en el que viven y su misión es ayudar a cumplir los deseos de los humanos.
  • Se llama ¿cómo?¿Especie de árbol? .- preguntaba Esva.
  • Si, por ejemplo, las que viven en las encinas se llaman Driopes, en los fresnos Meliades. Cada una de ellas, tiene diferentes rasgos físicos, desde el tamaño de las alas, los colores, los adornos del pelo, los sutiles tejidos de sus vestidos. Es todo un espectáculo… Existe otra clase, las ninjanas o mynham, que habita en los pétalos de las flores y entre las piedras de los arroyos. Cantan con voz clara y susurrante y se funden con el zumbido de la brisa entre las hojas.
  • Puede ser esa la melodía que de vez en cuando escucho!, ahora lo entiendo… son tan bonitas y brillantes…
  • Si.- respondía de nuevo Juel.- además su mirada es irresistible. Parecen reflejar el calor del sol cuando te miran. Algunos las conocen como “la mirada de oro”. En tu mundo se les pide protección económica o material, pero a cambio, tú tienes que hacer algo por ellas. Te pueden bendecir con riquezas o castigar…incluso puedes morir.
  • ¿Castigar? ¿Morir? Hacer algo… como ¿un favor?
  • Sí, eso es.
  • Y ¿qué te piden?.- con curiosidad preguntaba la pequeña.
  • Acciones para proteger a Gaia, la Madre Naturaleza, y a los animales.
  • ¿Gaia? ¿Acciones?
  • Sí, como reciclar botellas, latas, cristal, utilizar productos ecológicos… etc.
  • Ahh, eso ya lo hacemos. En casa tenemos cubos de basura de colores… y sale mucho en la tele. Me gusta porque jugamos toda la familia a reciclar. Nos lo enseñó mi abuelita.
  • Si, lo sé. Lo bueno sería que todos los humanos os comprometiérais a realizarlo.
  • Ya… algunos son malos ¿verdad?
  • Bueno, vamos a decir que no son conscientes del daño que con el tiempo, pueden causar en la Tierra. Cuando quieras hablar con ellas, dirígete al Gran árbol, donde habita la reina. Las demás, viven en los árboles del resto del mundo.
  • Caramba!! En mi bosque debe haber muchas, las llamaré… y les pediré protección para mis papas y la abuelita…. Me gusta reciclar, y me divierto mucho con ellos, jugando.

 Al tiempo que contemplaba cómo se alejaban las preciosas criaturas, analizó un poco más el árbol. Sus raíces estaban divididas en dos grupos, uno orientado hacia la derecha y otro hacia la izquierda. Se preguntaba si una parte señalaría el bien y otra el mal, o el pasado y el presente, o el norte y el sur….

  • ¿Dónde he visto yo esta imagen? ¿Por qué dos bloques? Los adultos siempre hablan de lo bueno y lo malo, de lo correcto y lo incorrecto, del amor y el odio, de la luz y de la oscuridad, de lo blanco y lo negro.- Recordaba mientras continuaba su monólogo.- no lo entiendo, ¿acaso están ciegos para ver el arcoíris?, ¿qué es lo bueno y qué es lo malo?… y si están a oscuras, ¿porqué no encienden la luz?… ¿Cómo beberá agua del lago?

Preguntas que quedaron huérfanas de respuesta, pues era tal el encanto del árbol y del bosque, que decidió continuar andando. Mientras la voz de Juel se oía en la lejanía reclamándola. Ella acudía todo lo veloz que sus piernecitas se lo permitían, y así podía de vez en cuando, contemplar la belleza del lugar.

 Las cataratas, asomaban entre las montañas formando alfombras de verde hierba, que descendían majestuosamente por sus faldas, dibujando pequeños lagos de aguas cristalinas en los que disfrutaban las criaturas que allí vivían. Eran similares a las sirenas, con chispeantes lucecillas, y peces que revoloteaban a su alrededor. Sus escamas de colores brillantes, proporcionaban pinceladas de color cuando saltaban. También los valles estaban salpicados de colores, fruto de las plantas que los adornaban. A los ojos de la pequeña parecía un fabuloso cuadro hecho con pinturas de mil tonalidades.

  • Vaya! Parece que Dios ha derramado sus cajas de pinturas, dibujando este increíble paisaje.- comentó.

Emocionada por los sentimientos que brotaban de su corazón al contemplarlo no encontraba las palabras adecuadas para describir su estado. Sus ojos absorbían cual esponjas, toda la información que eran capaces de captar y procesar.

 De pronto, descubrió un unicornio. Un fantástico ejemplar de un blanco glaciar que parecía resplandecer con el sol. Tenía un cuerno de un material parecido al marfil. Era excepcional y único. Sus largas y sedosas crines peinadas suavemente por el viento, danzaban mientras la cabeza se aproximaba tímidamente al Lago, para saciar su sed.

 Esva, admiraba abstraída esta escena, cuando se percató que al lado del corcel rondaba una pequeña luz,

  • Cielos!!.- comentó.- igual que Juel, también tiene una luz pululante. ¿Será su linterna particular? Quizás todos aquí tengan problemas en la vista y necesiten más luz….
  • Vamos! Rizos dorados, que te voy a enseñar algo que seguro te va a encantar.- decía Juel sonriendo.
  • Cómo que rizos dorados!!, soy morena, o ¿no me ves?- decía Esva un poco molesta pero absorta en el paisaje.- Confirmado.- susurró-, todos tienen problemas de vista. ¿Dónde vamos, Juel?
  • Confía en mí, te voy a llevar a un sitio que te va a encantar.

 Mientras, una feria de emociones invadía el cuerpo y la mente de la pequeña, resultando una incapacidad total para moverse y avanzar.

           . Vamos!!.- repetía Juel.- ¿qué te pasa? ¿No confías en mí? ¿Te resulta difícil dejarte llevar por las situaciones nuevas que se te presentan?

 La pequeña no podía articular palabra, estaba acostumbrada a su bosque, su entorno, a sus “controladas aventuras”, lo cual le daba seguridad y valentía. Pero, a pesar de esto, cualquier cambio le producía vértigo y con ello una inmovilización de su cuerpo y mente. Cerraba sus ojos y respiraba profundamente. Esta vez era diferente, sentía que debía continuará.”

... Contunuará…. (te invito a visitar mi “mundo diferenten esthervara.com)

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo crecimiento, crisis. autoayuda, Libros, psicologia, psicoterapia., Reflexiones, silencio

2 Respuestas a “La pequeña de los pies descalzos. Un mundo… diferente. Parte II

  1. Que gran noticia, felicitaciones desde mi pequeño mundo diferente. Seguiré compartiendo. Un besin

    Me gusta

  2. espero que sigas compartiendo más capítulos
    me ha encantado la historia, los personajes, y todo lo que nos hace pensar y aprender… recordando nuestra niñez… y me quedo esperando pròximo capítulo
    has conseguido despertar a mi niña interior 😉 GRACIAS MIL

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s